Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

sábado, 13 de septiembre de 2014

El papa ve en los conflictos de hoy una Tercera Guerra Mundial [varios artículos]

El papa Francisco dijo el sábado que el aluvión de conflictos registrados hoy en todo el planeta son una Tercera Guerra Mundial "por partes"

El papa Francisco dijo el sábado que el aluvión de conflictos registrados hoy en todo el planeta son una Tercera Guerra Mundial "por partes", condenando el comercio de armas y a los "planificadores del terror" que siembran muerte y destrucción.
"La humanidad necesita llorar, y esta es la hora del llanto", dijo Francisco en su homilía durante una visita al principal monumento bélico en Italia, levantado durante el fascismo en el lugar donde están enterrados más de 100.000 soldados fallecidos durante la Primera Guerra Mundial.
El pontífice comenzó su breve visita al norte de Italia rezando en un cementerio cercano en el que yacen unos 15.000 soldados de cinco países del imperio austrohúngaro que perdieron la gran guerra que surgió hace cien años.
"La guerra es una locura", dijo en su homilía ante un enorme monumento de granito compuesto por 22 escalones en cada lado con tres cruces en lo alto.
"Hoy, tras el segundo fracaso de una guerra mundial, quizás se puede hablar de una tercera guerra combatida 'por partes', con crímenes, masacres, destrucciones", dijo.
En los últimos meses, Francisco ha hecho repetidos llamamientos al fin de los conflictos en Ucrania, Irak, Siria, Gaza y partes de África.
"La guerra trastorna todo, incluso la relación entre hermanos. La guerra es una locura; su programa de desarrollo es la destrucción: ¡crecer destruyendo!", dijo.
"La avaricia, la intolerancia, la ambición de poder... son motivos que alimentan el espíritu bélico, y estos motivos a menudo encuentran justificación en una ideología", apuntó.
El mes pasado, el papa, que a menudo ha condenado el concepto de guerra en nombre de Dios, dijo que sería legítimo que la comunidad internacional usara la fuerza para frenar la "agresión injusta" de los miembros del Estado Islámico que han matado o desplazado a miles de personas en Irak y Siria, muchos de ellos cristianos.
--------------------------------------------------------
El papa Francisco ha afirmado hoy que en la actualidad puede hablarse de una tercera Guerra Mundial que se desarrolla "por partes" mediante "crímenes, masacres y destrucciones" y ha invocado la paz para detener la "locura" bélica durante la homilía que pronunció en el cementerio militar de Fogliano Redipuglia.
"Hoy, tras el segundo fracaso de una guerra mundial, quizás se puede hablar de una tercera guerra combatida "por partes", con crímenes, masacres, destrucciones", ha aseverado, según informa Efe.
El papa ha pronunciado la homilía en el cementerio militar de Fogliano Redipuglia, al que ha acudido este sábado para recordar a los caídos de la Primera Guerra Mundial y a los damnificados por todos los conflictos bélicos.
Nueve millones de muertos en los campos de batalla, unos siete millones de víctimas civiles a causa tanto de las operaciones bélicas como del hambre, la carestía, las epidemias... Son algunas cifras que dan cuenta de la gigantesca destrucción que dejó la I Guerra Mundial, de cuyo estallido se acaba de conmemorar este verano un siglo. Para recordar todo ese dolor, para levantar una vez más su voz en contra de todas las guerras y para hacer un nuevo llamamiento mundial a favor de la paz, Francisco realiza este viaje relámpago de sólo cuatro horas a Friuli, una región del noreste de Italia. Llegó a eso de las 8.30 al aeropuerto de Trieste, donde entre otros fue recibido por Matteo Renzi, el primer ministro italiano, y antes de las 13.00 horas está previsto que regrese al Vaticano. Durante la visita ha rezado en dos cementerios que en total albergan los cuerpos de cerca de 115.000 caídos en la Gran Guerra.
El Papa ha visitado primero el cementerio austro-húngaro de Fogliano-Redipuglia, donde reposan los cuerpos de 14.550 soldados caídos durante la I Guerra Mundial. Allí, en el camposanto de los que perdieron la guerra, el pontífice se ha recogido en oración delante del monumento central, donde están enterrados unos 7.000 soldados desconocidos.
Francisco ha recorrido en un coche cerrado unos dos kilómetros y visita el cementerio militar de Redipuglia, inaugurado con gran pompa por el régimen fascista de Benito Mussolini después de diez años de trabajos en las faldas del monte Sei Busi -conquistado por las tropas italianas tras una batalla en julio de 1915 contra el ejército austrohúngaro- y donde descansan los restos de 100.187 soldados muertos en la I Guerra Mundial. De nuevo allí el Papa ha rezado y meditado en silencio.
----------------------------------------------------
El papa Francisco dijo el sábado que el aluvión de conflictos registrados hoy en todo el planeta son una Tercera Guerra Mundial "por partes", condenando el comercio de armas y a los "planificadores del terror" que siembran muerte y destrucción.
"La humanidad necesita llorar, y esta es la hora del llanto", dijo Francisco en su homilía durante una visita al principal monumento bélico en Italia, levantado durante el fascismo en el lugar donde están enterrados más de 100.000 soldados fallecidos durante la Primera Guerra Mundial.
El pontífice comenzó su breve visita al norte de Italia rezando en un cementerio cercano en el que yacen unos 15.000 soldados de cinco países del imperio austrohúngaro que perdieron la gran guerra que surgió hace cien años.
"La guerra es una locura", dijo en su homilía ante un enorme monumento de granito compuesto por 22 escalones en cada lado con tres cruces en lo alto.
"Hoy, tras el segundo fracaso de una guerra mundial, quizás se puede hablar de una tercera guerra combatida 'por partes', con crímenes, masacres, destrucciones", dijo.
En los últimos meses, Francisco ha hecho repetidos llamamientos al fin de los conflictos en Ucrania, Irak, Siria, Gaza y partes de África.
"La guerra trastorna todo, incluso la relación entre hermanos. La guerra es una locura; su programa de desarrollo es la destrucción: ¡crecer destruyendo!", dijo.
"La avaricia, la intolerancia, la ambición de poder... son motivos que alimentan el espíritu bélico, y estos motivos a menudo encuentran justificación en una ideología", apuntó.
El mes pasado, el papa, que a menudo ha condenado el concepto de guerra en nombre de Dios, dijo que sería legítimo que la comunidad internacional usara la fuerza para frenar la "agresión injusta" de los miembros del Estado Islámico que han matado o desplazado a miles de personas en Irak y Siria, muchos de ellos cristianos.
---------------------------------------------------------
El papa Francisco dijo el sábado que el aluvión de conflictos registrados hoy en todo el planeta son una Tercera Guerra Mundial "por partes" y condenó el comercio de armas y a los "planificadores del terror" que siembran muerte y destrucción.
 
El papa Francisco pidió al mundo que abandone su apatía ante lo que consideró la tercera guerra mundial que se "libra de manera gradual, con crímenes matanzas y destrucción" ante la codicia de intereses y estrategias geopolíticas.
"La humanidad necesita llorar, y esta es la hora del llanto", dijo Francisco en su homilía durante una visita al principal monumento bélico en Italia, levantado durante el fascismo en el lugar donde están enterrados más de 100.000 soldados fallecidos durante la Primera Guerra Mundial.
El pontífice comenzó su breve visita al norte de Italia rezando en un cementerio cercano en el que yacen unos 15.000 soldados de cinco países del imperio austrohúngaro que perdieron la gran guerra que surgió hace cien años.
"La guerra es una locura", dijo en su homilía ante un enorme monumento de granito compuesto por 22 escalones en cada lado con tres cruces en lo alto.
"Hoy, tras el segundo fracaso de una guerra mundial, quizás se puede hablar de una tercera guerra combatida 'por partes', con crímenes, masacres, destrucciones", dijo.
En los últimos meses, Francisco ha hecho repetidos llamamientos al fin de los conflictos en Ucrania, Irak, Siria, Gaza y partes de África.
"La guerra trastorna todo, incluso la relación entre hermanos. La guerra es una locura; su programa de desarrollo es la destrucción: ¡crecer destruyendo!", dijo.
"La avaricia, la intolerancia, la ambición de poder... son motivos que alimentan el espíritu bélico, y estos motivos a menudo encuentran justificación en una ideología", apuntó.
Un representante del Ministerio de Defensa de Italia presentó al papa el récord militar de su abuelo, mientras que los padres de un soldado italiano muerto en Afganistán el año pasado presentaron a Francisco el distintivo sombrero de ala ancha decorado con pluma que usan los bersaglieri, famosos por su resistencia y su tradición de marchar a trote.
El abuelo del papa, Giovanni Bergoglio, peleó en la ofensiva que lanzó Italia de 1915 a 1918 contra el imperio austro-húngaro y sobrevivió para inculcarle los horrores de la guerra. El abuelo era de la región de Piamonte, de donde provenían los bersaglieri.
En otras ocasiones, el papa ha dicho que conoció "muchas historias dolorosas de los labios de mi abuelo".