Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

jueves, 11 de septiembre de 2014

Contradicciones

Contradicciones por Yadira Escobar. 
Yoani María Sánchez Cordero es la cara visible de un gigantesco poder económico que tiene su ojo político puesto en Cuba y toda la América Latina. Dicho poder, nunca ha respetado ninguna república. Incluso ha sometido con deudas y trucos políticos hasta algunas monarquías.
Por lo tanto, está cubana debería cuidarse de no andar tan confiada de la mano de ese monstruo que no la quiere y que solo espera de ella la traición. Si yo pudiera ir como periodista a alguna de las tantas conferencias suyas le preguntaría que opina de los imperialismos, aunque me basta con que lo lea aquí, pues quizás le remuerda un poco la conciencia.
Ella se educó en las Universidades cubanas y al parecer tiene muy buena opinión de ellas, aunque no lo diga en voz alta, de lo contrario se hubiera opuesto a que su hijo ingresara a la Universidad de la Habana. Después de todo, cada madre quiere lo mejor para su hijo. Me resulta entonces chocante que por una parte diga tantas cosas malas de la educación en Cuba y en cambio aproveche las ventajas del sistema nacional para su hijo. Misterios de la vida…
Me alegra que este joven se prepare para la Cuba futura estudiando en niveles superiores, totalmente gratis. Me hace feliz que en la isla el hijo de una persona hostil al Estado, no pague por culpas que no son suyas. La frase de “las Universidades son para los Revolucionarios” parece ser que no está vigente ya. Todo esto me enseña que Cuba es cada vez más un mejor país, donde nadie molesta hoy a los familiares de disidentes u opositores.
¿Podemos creer entonces todas esas cosas malas que Sánchez dice del sistema educacional cubano? Todo indica que estamos ante una contradicción entre el discurso y la conducta. Teniendo en cuenta que ella es una empresaria política muy bien pagada, también pudiéramos deducir que si fueran tan horribles las escuelas cubanas, como madre solvente le hubiera pagado estudios superiores a su hijo fuera de Cuba, y así liberarlo de ese mal.
Parece ser que las universidades americanas son para ella, no para su hijo. Ella se encuentra ahora en Washington para iniciarse en un curso académico (no pagado de su bolsillo, por supuesto) en la Universidad de Georgetown, ubicada en Washington D.C. Es la Universidad Católica (Jesuita) más antigua de los Estados Unidos y una de las más prestigiosas de todo el país.
La beca no le cayó del cielo, la recibió recientemente de ” Yahoo en Valores Internacionales, Comunicación, Tecnología e Internet Global”. Me imagino que esa mano misteriosa que la ayuda a viajar tanto y que le paga por hablar mal de su gente decidió que curso mejor le cuadra. Ellos andan siempre trabajando en su perfil público, pues quienes obran detrás del telón apuestan a que podrán colocarla en el más alto puesto del gobierno futuro, por eso el incesante esfuerzo por presentarla como la mejor candidata, que en el fondo será sólo una fachada de fuerzas siniestras.
¿Viene a educarse o a entrenarse como política? Pienso que mas bien lo segundo teniendo en cuenta su total subordinación hasta ahora a poderes ajenos a la nación cubana. No creo que sea para “mejorar su periodismo” pues ya ha sido muy premiada por su supuesta “labor periodística”.
Es casi un mal chiste este curso preparatorio para ella, que sería más apropiado para jóvenes pobres de este país que quieran iniciarse en el periodismo, no para una señora tan económicamente prospera.
And the rich get richer…

Ya sabemos que en este mundo de banqueros y corporaciones el rico es cada vez más rico, y Yoani ya es parte de esa minoría privilegiada si la comparamos con el ciudadano común en Cuba, e incluso comparándola a muchos jóvenes emigrados que tienen que trabajar muy duro en Miami, y que jamás iran a la Universidad por ser pobres.