Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

viernes, 17 de julio de 2015

¿Por qué una versión cubana?


¿Por qué una versión cubana?
Publicado por David Díaz Ríos
CubaSigueLaMarcha.blogspot.com / CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogoosfero.cc 

CONTENIDOS UNIFICADOS PARA BÚSQUEDA AVANZADA

Víctor Angel Fernández – La pupila insomne.- En días pasados se presentó la plataforma cubana de búsqueda de información en la web, Contenidos Unificados para Búsqueda Avanzada (CUBA) (http://www.redcuba.cu) y al revisar las informaciones en relación con el hecho, enseguida aparecieron un conjunto de opiniones, que ya por repetitivas, no deberían asombrarme y pueden resumirse en: ¿Para qué una versión cubana si ya existe…? 
No es el objetivo de este artículo analizar las características funcionales del proyecto, al cual, pienso debe concedérsele un tiempo de asentamiento para comprobar el cumplimiento con las expectativas. Sólo deseo referirme a las necesidades reales de que aparezcan soluciones cubanas, además de la existencia de otras foráneas.
Parece que esta expresión de los “por qué”, se va haciendo una costumbre, sobre todo, cuando la decisión es cubana y fundamentalmente, cuando la iniciativa es parte de alguna variante gubernamental.
El grupo de especialistas que tuvimos la experiencia de crear el sitio de Permutas en Cuba, recibimos cualquier cantidad de comentarios similares, incluyendo las obvias referencias a la existencia de Se_Permuta y de Cubísima, que hacían innecesaria una solución cubana para el tema. Permítanme una digresión: parece que esas dos no estaban realizadas también por criollos del patio. Los resultados no se hicieron esperar. Dos semanas después, el webmaster de Cubísima (guardo la copia del correo), nos enviaba una solicitud de colaboración, mientras que en menos de un trimestre, las estadísticas públicas de acceso a Se_Permuta, comenzaban una estrepitosa caída libre.
Las mismas expresiones se recibieron con otros intentos cubanos de facilitación social en la web, como fueron los casos del Portal del Ciudadano o con el malogrado proyecto del buscador 2×3. No es posible obviar las críticas del mismo tenor para el proyecto EcuRed, con la posición comparativa por la existencia de Wikipedia. La lista sería larga sin olvidarNOVA o proyectos más recientes como la aplicación para celulares Andariego, en cualquiera de los casos muy perfectibles, pero no por eso cuestionables en su existencia.
Pero deseo ir un poco atrás.
Desde que en 1973, se hicieran las pruebas con DynaTAC, ¿cuántas variantes de teléfonos celulares han salido y también desaparecido del mercado porque el proyecto no fructificó?Ericsson, Motorola, Nokia, BlackBerry, Samsung y una larga lista de los que están y no están.
Desde las primeras variantes de Netscape y Opera, pasando por Internet Explorer, Chrome o Firefox, ¿cuántos navegadores más o menos populares han existido y dejado de existir? La misma duda para Yahoo, Altavista, Bing o Google, más la larga lista de los llamados buscadores semánticos o buscadores de la web profunda. ¿El estado de opinión sólo surge cuando la variante es cubana y, no olvidar esto, cuando no proviene de “por la izquierda[1]”?
Los pequeños comercios de barrios, luego los supermercados y después los megamercados, siguen conviviendo con Amazon y con el objetivo de resolver diferentes necesidades, pero en ninguno de los casos, tanto en la vida física de átomos o en la cibervida de bits, he leído a casi ninguna persona preguntándose el porqué de otra versión. ¿Es que acaso el mundo de la competencia se está cerrando cuando el protagonista es cubano?
No es que sea en extremo sagaz, pero tampoco me siento bien en el ambiente de la ingenuidad y entonces sigo con los cuestionamientos.
Si ya existía el primario y popular Revolico, por qué nadie salió a cuestionarse a Cubísima,PorLaLivre, En tu mesa y otra larga lista de similar factura. Si ya existe Google Maps, cuál es la razón de no indagar sobre el esfuerzo para construir aplicaciones de mapas con publicidad cubana para celulares. ¿Será que como aquellos están hechos en ambiente subterráneo y alguien o alguienes, desde dentro del Verde Caimán “luchan” para hacer sus “cositas” como desarrolladores entonces no merecen la inquisición de los críticos?
A esas posturas, desde hace muchos años, se les denominó como Ley del Embudo, aunque en un barrio marginal, como del que yo soy originario, recibiera una variante léxica más vulgar y se le bautizara como “la ley del esqueleto…”
Ojalá que vengan cientos o miles de aplicaciones informáticas cubanas, de las cuales estamos tan necesitados, sean desde el sector estatal o del particular. En demostración cotidiana de la selección natural, sobrevivirán las mejores.
Como alternativa al cuestionamiento del título ¿Por qué una versión cubana? Propongo entonces otra pregunta: ¿Y por qué no?
[1] En Cuba esta expresión “por la izquierda” se refiere a cualquier acción fuera de las variantes legales, aunque muchas personas no necesariamente las consideren delitos.