Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

martes, 7 de julio de 2015

Cuba comprará autos chinos eléctricos para el turismo

Cuba comprará autos chinos eléctricos para el turismo


byd-chino

carro eléctrico en cuba

Cuando los cubanos abran las puertas a los turistas estadounidenses, estos tendrán ante sí las nuevas flotas de modernos vehículos eléctricos construidos en China que se verán en las calles junto a los vehículos de la década de 1950.
Cuba comprará autos chinos eléctricos. La flotilla será parte del atractivo turístico de la zona.
El fabricante de vehículos eléctricos chino BYD (Build Your Dreams) dijo que suministrará a la industria turística de Cuba algo así como 719 sedanes EV (electric vehicles).
Cuba necesita comprar esta flota de vehículos de bajo consumo para apoyar su creciente industria turística.
El pedido fue firmado en La Habana el 3 de julio entre Rodrigo Malmierca Díaz, ministro de Comercio Exterior e Inversiones; Wang Chuanfu, director general de BYD de Cuba, y Xu Qin, alcalde de Shenzhen, donde se encuentra BYD.
Los primeros 719 vehículos serán una flota de vehículos de alquiler turístico en Cuba y el vehículo más grande de BYD en el mercado cubano. BYD señaló en un comunicado que todos los vehículos de la flota serán modelos de BYD, a saber, el sedán Suri, L3 y G6, el SUV S6 y el MPV M6.
BYD apareció por primera vez en el mercado cubano en noviembre pasado con su sedán F3 y S6 SUV durante la “Exposición Internacional de La Habana”. El modelo S6 ganó el premio de diseño de la exposición.
El gobierno cubano compró 40 BYD año pasado para el turismo, pero Díaz dijo que Cuba podría eventualmente ampliar su resolución de los vehículos oficiales del gobierno.
BYD saltó al conocimiento del mundo cuando Warren Buffet adquirió una participación del 10% en la compañía a través de su firma de inversiones Berkshire Hathaway en septiembre de 2008.
Desde entonces, cotiza en la bolsa de Hong Kong y subió hasta 355.05%.
Con un 33.3% este año a la fecha, ya superó en porcentaje a Toyota y Tesla.
BYD comenzó en la década de 1990 como un fabricante de baterías de teléfono móvil. Desde entonces ha evolucionado en la producción de vehículos híbridos y eléctricos, con la mayor parte de sus productos de la línea de autobuses que fueron adquiridos por los gobiernos del norte de Europa.
BYD dijo que construirá un centro de servicio post-venta en Cuba en un futuro cercano, para apoyar servicios y partes de los vehículos vendidos.