Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

viernes, 12 de junio de 2015

La verdadera historia de los “periodistas” ¿independientes?

La verdadera historia de los “periodistas” ¿independientes?
Por José Ramón Rodríguez Ruiz /  Imaginen por un segundo que la Sección de Intereses de Cuba en Washington o nuestra probable futura embajada –como es voluntad de ambos gobiernos– ofrezca cursos sobre periodismo a ciudadanos estadounidenses, a fin de contrarrestar la supuesta “censura del Estado”. Imaginen que se les enseña como redactar y publicar noticias de manera “objetiva”, a fin de intervenir en el universo mediático de manera “independiente”. ¿Cuál sería la postura del Gobierno de EE.UU. ante esta situación? 
Aunque desearíamos ver en la prensa de nuestro vecino continental más trabajos periodísticos sobre las penosas realidades que afectan a esa nación y al mundo, tales como los crímenes raciales o las extremas desigualdades derivadas del capitalismo, Cuba no ha hecho, ni hará jamás algo semejante. Por desgracia no podemos decir lo mismo de nuestra contraparte.

El pasado 3 de junio un titular1 captó mi atención. Según la agencia estadounidense The Associated Press (AP), “cursos de periodismo de EE.UU. ayudan a los cubanos a combatir la censura, promoviendo un periodismo objetivo e independiente, libre de la intimidación de la censura estatal”.

Según el reporte, es la propia Sección de Intereses de EE.UU. (SINA) en La Habana, probable futura embajada de la nación norteña, la que ofrece en la actualidad a 30 cubanos el mencionado “curso”. “Profesores estadounidenses les enseñan a pesar del riego de arresto y acoso”, señala el texto. Agrega que la referida sede también imparte clases de inglés y de tecnología.

Según tengo entendido, las conversaciones sostenidas hasta el momento entre ambos gobiernos han tratado sobre la apertura de embajadas en ambas capitales, no de universidades, ni centros docentes. Esta realidad, que no es nueva, tiene un trasfondo que la AP no revelará y difícilmente sea descrita por algunos de estos “periodistas independientes”, una vez “graduados” de la escuelita de la SINA.

Al referirnos en trabajos anteriores a la Guerra no Convencional de EE.UU. contra Cuba, señalamos que aun con posterioridad al 17 de diciembre de 2014, subsisten esfuerzos considerables en virtud de “preparar el ambiente” en nuestro país para el funcionamiento de tal proceder. La situación que describimos aquí es uno de los ejemplos que sustentan esa afirmación.

A largo plazo, la SINA cumple la tarea de articular la estructura necesaria y preparar los recursos humanos imprescindibles para “influir mediante mensajes en una audiencia específica”. Complementadas con otras acciones,2estas “actividades comunicacionales” construyen el “apoyo” a una causa determinada y articulan emociones asociadas con las condiciones que se señalen en esos “mensajes”.

Los elementos anteriores se recogen bajo el titulo de Actividades de Información en la doctrina vigente3 de EEUU sobre la Guerra no Convencional, donde se aborda la utilidad que para tal fin tienen la radio, la televisión, los periódicos, las redes sociales, entre otros, actividades todas que al igual que los “cursos de periodismo”, también se emplean por EEUU contra Cuba en la actualidad.

Hemos comenzado a contestar las interrogantes planteadas en nuestra serie de artículos4 sobre este método de agresión contra Cuba. La Guerra no Convencional no ha quedado en el pasado.

El propio reportaje, cita como ejemplos de estas actividades periodísticas a viejos graduados de estos cursos, que ya llevan tiempo cumpliendo la deshonrosa tarea de mentir sobre las realidades de su Patria en cuanto espacio hallan en la Internet e incluso, en sitios “propios”, sostenidos y apoyados por “corresponsales” en “Miami y España” para “saltar la censura estatal”.

Según señala el texto, una representante de estos “periodistas independientes” ha solicitado a los ciudadanos de EEUU que visiten Cuba, traigan dispositivos como memorias flash, teléfonos celulares y laptops y entregarlos a los ciudadanos cubanos, para que tengan “independencia y defensa” contra el gobierno.

Sabemos que en la SINA no solo se imparten cursos, sino que también se abastece con este tipo de insumos a los graduados de sus ediciones anteriores y otros que se acercan de forma “voluntaria” a este pérfido oficio. El mercenarismo mediático se ha convertido en una opción viable para gente sin escrúpulos, que nos recuerdan a un tipo de individuos que nuestro Apóstol rechazara con fuerza en uno de sus escritos.

En uno de sus análisis sobre la Revolución cubana, durante la febril preparación de la guerra necesaria, José Martí expresaba: “Solo al gobierno de España interesa quebrantar este gobierno: al gobierno y a aquellas almas pálidas y venenosas a quienes paga para excitar a la Revolución, a la denuncia y a la imprudencia”.5

La idea posee su contexto evidentemente, pero de ella deseamos extraer esa referencia del Maestro a la existencia de “almas pálidas y venenosas”, enemigas evidentes de la Revolución, permanentemente asediada por “los obstáculos que el enemigo pone en su camino”.

Nuestros diplomáticos en EEUU han respetado ejemplarmente la Convención de Viena sobre las Relaciones Diplomáticas de 1961. En ese documento se plantea: “Sin perjuicio a sus privilegios o inmunidades, todas las personas que gocen de esos privilegios e inmunidades deberán respetar las leyes y reglamentos del estado receptor. También están obligados a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado” (Artículo 41).

Las “escuelitas” de la SINA violan ese precepto. Es hora ya de que comiencen a observarse los cambios anunciados, que no han incidido aun en el desarrollo de métodos de Guerra no Convencional contra Cuba, en los cuales se persiste. Cumpliendo nuestra promesa, denunciamos el hecho.

Referencias:

1. “U.S. journalism courses empower Cubans to fight censorship” enhttp://www.worldmag.com/2015/06/u_s_journalism_courses_empower_cubans_to_fight_censorship

2. Las Actividades de una campaña de Guerra no Convencional o de Preparación del Ambiente para ello, incluyen aunque no se limitan a: Subversión, Agitación, Resistencia Pasiva, Desobediencia Civil, Manipulación Subversiva de Multitudes, Disturbios y Demostraciones, Sabotaje, etc. (Publicación de Técnicas de Ejercito de EEUU ATP 3.05-1 “Guerra no Convencional” de 2013).

3. Publicación de Técnicas de Ejercito de EEUU ATP 3.05-1 “Guerra no Convencional” de 2013. Ver enhttp://www.cubadefensa.cu/?q=documentos-doctrinales-eeuu

4. http://www.cubadebate.cu/autor/jose-ramon-rodriguez-ruiz

5. “La Revolución”. Patria, 16 de marzo de 1894. OC, t.3, pp. 75-80.
FUENTE: