Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

miércoles, 3 de junio de 2015

Casa Blanca dispuesta a vetar ley que restringiría viajes a Cuba

Casa Blanca dispuesta a vetar ley que restringiría viajes a Cuba

La Casa Blanca anunció este martes estar dispuesta a vetar una ley en discusión en el Congreso sobre presupuestos para el sector de transporte urbano, que en sus dispositivos restringe los viajes a Cuba.
El extenso proyecto de ley, de 158 páginas e impulsado por el legislador de origen cubano Mario Díaz Balart, establece normas para el uso de los presupuestos destinados al transporte y desarrollo urbano para el año fiscal que finaliza en septiembre de 2016.
En una nota oficial, la Casa Blanca anunció que“se opone con firmeza” a la aprobación del proyecto de ley, que congela o reduce“inversiones críticas” en materia de transporte y seguridad.
“Además, la legislación incluye provisiones altamente cuestionables, entre ellas medidas que restringirían viajes a Cuba”, afirmó la Casa Blanca.
En el caso de que Obama reciba esta ley “sus asesores especiales recomendarán que el presidente aplique el veto”, aclaró la nota de la sede presidencial.
En especial, la Casa Blanca “objeta con firmeza el lenguaje utilizado” en dos secciones del proyecto de ley “que restringirían vuelos y barcos a Cuba e implementarían restricciones innecesarias en opciones de viajes a Cuba por motivos educacionales, religiosos y otros”.
La Sección 193 del proyecto de ley sobre transporte, por ejemplo, determina que los fondos “no podrán ser usados para facilitar nuevos vuelos originados en Estados Unidos si tales vuelos aterrizarían en, o pasarían sobre, propiedad confiscada por el gobierno de Cuba”.
De igual forma, la sección 414 veta el uso de fondos del presupuesto por parte de la Comisión Marítima Federal o su administración “para emitir licencias o certificados para navíos comerciales” que hayan anclado, en los últimos seis meses, a menos de “7 millas de un puesto o propiedad que haya sido confiscado, en todo o en parte, por el gobierno deCuba”.
El pasado 17 de diciembre Estados Unidos y Cuba anunciaron el inicio de negociaciones para restablecer relaciones diplomáticas después de medio siglo de enfrentamientos y ruptura.
Sin embargo, en Estados Unidos, una parte del opositor partido Republicano (en especial sus legisladores de origen cubano, como Díaz Balart) se oponen a cualquier tentativa de reaproximación con las autoridades de La Habana. (AFP)

Obama vetará cualquier proyecto de ley que entorpezca el acercamiento con Cuba.

http://media.graytvinc.com/images/41217C00-LGSKD.jpg
 Un proyecto de ley divulgado hoy en la comisión de asignaciones de la Cámara de Representantes de EEUU prohíbe la financiación de una embajada u otras oficinas diplomáticas en Cuba, informa Reuters. Mientras tanto la Casa Blanca anunció que vetará no solo este proyecto de ley impulsado por el anticubano legislador Mario Díaz-Balart, sino que Barack Obama, apoyándose en  sus asesores, vetará cualquier intento por bloquear desde el Congreso cualquier intento por obstaculizar el proceso de acercamiento diplomático y el avance hacia la normalización de relaciones entre ambas naciones.
La medida anunciada en este caso prohíbe los fondos para cualquier representación creada en la Isla,   restringe los fondos para facilitar la apertura de una embajada cubana en Estados Unidos, aumenta la asistencia para fomentar la “democracia” en la Isla, así como para fortalecer la guerra ideológica a través de Radio/TV Martí y otros medios, a la par que provee instrucciones al Departamento de Estado para rechazar visas a miembros del Ejército y del Gobierno cubanos.
Este proyecto es la expresión del intento de presionar a Obama y, particularmente a Cuba, con respecto al tema de los DDHH en las negociaciones. Pero su intento por vulnerar la soberanía cubana también incluye la exigencia de que se liberen a miembros de la contrarrevolución interna condenados por sus actividades subversivas, poniendo también como condición que Cuba permita supuestas “elecciones libres”. Todo ello como condición para que EEUU realice cualquier cambio con respecto a Cuba
Por su parte, la administración Obama respondió enfáticamente hoy que está dispuesta a vetar un proyecto de ley en discusión en el Congreso sobre presupuestos para el sector de transporte urbano, impulsado por la derecha mafiosa anticubana, que en sus disposiciones restringe los viajes a Cuba, según reporta la AFP.
Este paso anuncia que la Casa Blanca vetará no solo este proyecto de ley impulsado por el anticubano legislador Mario Díaz-Balart, sino que Barack Obama y sus asesores vetarán cualquier intento por bloquear desde el Congreso cualquier intento por obstaculizar el proceso de acercamiento diplomático y el avance hacia la normalización de relaciones entre ambas naciones.
Agencias