Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

jueves, 11 de diciembre de 2014

Cuba entre países más seguros de las Américas (OMS)

Cuba, junto a Canadá, Antigua y Barbuda, Chile, Argentina y Costa Rica, es uno de los cinco países más seguros de las Américas, según el Informe sobre la situación mundial de la prevención de la violencia 2014, publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras entidades de alcance global.
De acuerdo con el estudio de la OMS, en 2012 fueron asesinadas 475 000 personas en el planeta. Los homicidios son la tercera causa de muerte a escala mundial de los varones de entre 15 y 44 años, “lo que pone de relieve la urgente necesidad de actuar de forma más decisiva para prevenir la violencia”, destaca la organización.
Del total de homicidios registrados a nivel mundial, 165 617 fueron cometidos en países de las Américas, tres cuartos de ellos con armas de fuego. La cifra representa una tasa de 28,5 homicidios por cada 100 000 habitantes, más del cuádruple de la tasa mundial (6,7 por cada 100 000). Las menores tasas están en Europa (3,8 por cada 100 000) y Pacífico Occidental (2,1).
En la región, el documento muestra a Honduras (103,9 por 100 000), Venezuela (57,6 por 100 000), Jamaica (45,1), Belice (44,7) y El Salvador (43,9) como los países con las tasas de homicidio más altas. 
Las tasas más altas de homicidio con armas de fuego corresponden a Venezuela (90%), Guatemala (86%), Honduras (84%), Colombia (80%), Panamá (80%), El Salvador (77%) y Trinidad y Tabago (77%).
En contraste, las tasas más bajas están en Canadá (1,8 por 100 000), Antigua y Barbuda (4,4), Chile (4,6), Cuba (5), Argentina (6) y Costa Rica (8,5 por cada 100 000).
El informe -publicado en Ginebra conjuntamente por la OMS, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)- advierte que, “pese a los indicios de que las tasas de homicidio han disminuido en el mundo un 16% entre 2000 y 2012, la violencia sigue estando generalizada”. 
Agrega que “las mujeres y los niños pagan un tributo particularmente alto en el caso de los actos de violencia no mortales. Uno de cada cuatro niños ha sufrido maltrato físico; una de cada cuatro niñas ha sido víctima de abusos sexuales, y una de cada tres mujeres ha sido víctima de violencia físico o sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida”.
De acuerdo con los hallazgos del estudio, solo en un tercio de los 133 países encuestados se aplican iniciativas a gran escala para prevenir la violencia, “tales como los programas de prevención de la intimidación, de visitas de enfermeras a las familias expuestas, y de apoyo a las personas que atienden a las personas de más edad”.
Igualmente, no abundan los programas sobre el fenómeno del acoso en el medio escolar, conocido como bullying.
Entre otras conclusiones, el informe señala que el 98% de los países han promulgado leyes contra la violación; el 87% contra la violencia doméstica; el 84% contra la presencia de armas en las escuelas, y el 40% contra el maltrato en las instituciones dedicadas a las personas de más edad.
La mitad de los países aplican programas escolares para que los niños y adolescentes aprendan aptitudes para la vida tales como la resolución no violenta de los conflictos; la mitad promueve actividades encaminadas a cambiar las normas de género que respaldan la violencia contra las mujeres; un tercio de las naciones están poniendo en marcha programas para mejorar la parentalidad en las familias expuestas a la violencia, y menos de una cuarta parte preparan campañas de información pública para prevenir el maltrato de las personas de edad.
En promedio, un 80% de los países han promulgado las 12 leyes de interés para la prevención de la violencia, pero solo algo más de la mitad notifican que esas leyes se aplican en su totalidad.
Respecto al documento, la directora general de la OMS, la doctora Margaret Chan, llamó la atención sobre el reflejo de la violencia en varias áreas de la salud. “La violencia es una de las causas de enfermedades que llevan a la muerte, como el cáncer, los problemas del corazón o el Sida, porque las víctimas tienen un mayor riesgo de adoptar comportamientos como fumar, consumir alcohol, drogas o tener sexo inseguro", dijo. 
En el informe se recogen datos de 133 países donde habitan 6 100 millones de personas y representan el 88% de la población mundial. Las tasas de respuesta por región abarcaron el 63% de la población en la región del Mediterráneo Oriental, el 70% en África, el 83% en Europa, el 88% en las Américas y el 97% en Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental.