Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

sábado, 6 de diciembre de 2014

Antonio Rodiles de Estado de Sats, se autoproclama futuro presidente de Cuba

Confieso que no soy un gran conocedor de la “farándula contrarrevolucionaria” que por algunos rincones de nuestro país anda mendigando visas y billetes de color verde, vendiendo mentiras al mejor postor, apoyando a los que nos agreden y lacerando la dignidad de la nación cubana con la manipulación de nuestros problemas y vicisitudes.
No los conozco porque son un puñados de seres humanos despreciables, -no por sus criterios políticos o forma de pensar sino por sus actitudes cobardes y sumisas- que no representan nada en una isla donde la traición costó vidas valerosas en épocas de lucha y donde una gran mayoría está consciente que este moderno estilo de “vende patrias” también le costaría la vida a muchos de los cubanos que rodilla en tierra están dispuestos a no obedecer a los Mc CainBushRosPosada, Montaner y compañía.  
A pesa de ello no pude evitar leer sobre un tal Rodiles, un sujeto “inteligente” que intenta esconder sus aires de grandeza en una falsa modestia y que al puro estilo de aquel servil y mal recordado Estrada Palma intenta venderse como un líder legitimo capaz de asumir el mando de Cuba en una soñada era postcastro, un “tipo” que viajando el mundo entero se reúne actualmente con todo lo que huela a derecha o anticomunismo para de ese modo legitimar un pensamiento que en realidad no adquirió de esas vertientes de pensamiento conservador sino a los años que, reclutado por la CIA y radicado en suelo estadounidense, fue instruido, adoctrinado y proyectado como el líder “integro” que debía limpiar la imagen de una “disidencia” corroída hasta los huesos por la división, el egoísmo, la falsedad, la ambición y el descrédito.
Nada en este Rodiles me parece legitimo, su historia es lo más parecido que he leído a la de otro joven llamado Leopoldo López, que por “coincidencia” también residió en suelo imperial, también fue reclutado, también quiere ser presidente y también intenta elegirse líder de una oposición corrupta y fragmentada, ¿coincidencia? Me parece raro.
Las contradicciones de este señor son tan grotescas como las de la política de su Gobierno (Estados Unidos). Rodiles no esconde que gracias al sistema de educación cubano que tanto critica y denigra se graduó gratuitamente de Física en una prestigiosa Universidad como la que tiene su sede en la capital cubana, no esconde que gracias a ese Gobierno que dice que obstruye la libertad de viaje de los cubanos pudo viajar a México y hacer allí su doctorado, emigrar a EE.UU, ser reclutado y luego regresar libremente a su tierra natal, la que tanto vilipindea, para desarrollar los planes y engendros subversivos que le darían la deseada “notoriedad”. Habla de “creciente oposición en Cuba” pero solo reconoce y tiene planes de fabricar a graduados universitarios (Yoani SanchezEliecer Avila, por ejemplo) sin reconocer públicamente el desprecio que tiene por los Berta SolerFariñas y ese otro segmento de “incultos apátridas.”
En fin estimados amigos, me cansé de seguir leyendo de este sujeto que a decir de buen cubano “no conocen ni en su casa” y cuyas aspiraciones “presidenciales” me irritaron tanto que no he podido evitar escribir estas líneas y recomendarle un par de otras:
Señor Antonio Rodiles, en Cuba hay muchos ciudadanos de similar apellido, desde obreros, campesinos y modestos ciudadanos hasta un prestigioso militar que siendo Héroe de la República de Cuba por entre otras cosas arriesgar su vida como Jefe de acción del Movimiento 26 de Julio en Guantánamo o como Jefe de la Columna 6 en el Ejército Rebelde o como Jefe de Batallón de la Policía Nacional Revolucionaria cuando la Invasión de Bahía de Cochinos o como Segundo jefe de la misión militar en Angola tienen, tanto él como el resto, mucho más méritos y posibilidad de dirigir esta nación a través de nuestro sistema democrático de elecciones que usted, un agente CIA, un agente de la ultraderecha miamense, entiéndase agente de la agencia que gestó el asesinato y desaparición de cientos de miles de jóvenes durante el tenebroso Plan Cóndor o de esa ultraderecha cuyas acciones han costado la vida a miles de cubanos humildes como aquellos que estallaron en pleno vuelo al despegar de Barbados, por solo citar dos ejemplos caracterizadores.
¿Cree UD que con tales antecedentes podría algún día ser líder de algo o alguien? ¿Cree UD que con actitudes tan serviles al principal enemigo militar y económico de una isla que sobrevive a sus agresiones por más de dos siglos podría ser elegido por ella como líder de algo? ¿Cree UD que los cubanos no tenemos la conciencia y capacidad política para dilucidar entre nuestros problemas reales y las burdas tergiversaciones que UD y sus lacayos venden a la opinión pública internacional? ¿Cree UD que se le perdonaría algún día estrechar la mano de Posada Carriles, Mc Cain, Ileana Ros, Carlos A. Montaner y ese grupo de terroristas con manos manchadas directa o indirectamente de sangre inocente?
La respuesta UD mismo la sabe, aunque reconocerla le cueste el “salario”.
Por Ramón Bernal Godoy.