Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

lunes, 22 de diciembre de 2014

Encuestas demuestran que mayoría en Miami y en EEUU apoya decisión de Obama sobre Cuba [2 artículos]

Una reciente encuesta demostró que el 58 por ciento de los emigrados cubanos residentes en Miami de 50 a 64 años apoya los planteamientos del presidente Barack Obama de restablecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.
 Apoyan emigrados cubanos en EEUU restablecimiento de relaciones
Prensa Latina - Foto: AFP.- Una reciente encuesta demostró que el 58 por ciento de los emigrados cubanos residentes en Miami de 50 a 64 años apoya los planteamientos del presidente Barack Obama de restablecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.
La pesquisa, realizada por la firma Bendixen & Amandi International y divulgada por varios medios de prensa en el sur de Florida, demostró que las nuevas acciones ejecutivas de Obama cuentan con un mayor apoyo entre las generaciones más jóvenes de cubanos emigrados, incluso de nacidos en Estados Unidos de padres procedentes de la isla.
Según la encuesta, 53 por ciento de jóvenes de 18 a 29 años dijeron estar de acuerdo con un acercamiento a su país de origen, mientras que el 47 por ciento de 30 a 49 años también apoyan las recientes medidas adoptadas por Obama.
La investigación demostró que la brecha no es solo generacional, sino también por fecha de llegada a Estados Unidos, reflejada en un 45 por ciento de apoyo al restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana de personas llegadas procedentes de Cuba después de 1980.
Una encuesta realizada por la Florida Internacional University a mediados de este año demostró que una amplia mayoría de emigrados cubanos y sus descendientes apoyaba un acercamiento entre ambas naciones.
Encuesta prueba que una mayoría de estadounidenses está a favor de relaciones con Cuba
Cubadebate.- Una mayoría (56%) favorece las medidas anunciadas por el Presidente Barack Obama para restablecer las relaciones con Cuba, de acuerdo con un nuevo sondeo de la encuestadora norteamericana Zogby Analytics.
Aproximadamente uno de cada cuatro estadounidenses (27%) está en desacuerdo con la política y el 17% no está seguro.
La nueva encuesta fue realizada entre el 17 y 18 de diciembre con la participación de 881 posibles votantes en todo el país y tiene un margen de error de +/- 3,4 puntos porcentuales.
La pregunta realizada fue la siguiente: Después de más de cincuenta años de un embargo contra Cuba, el presidente Obama ha anunciado hoy que se está moviendo para normalizar las relaciones con la nación comunista. Esto implica la reapertura de la embajada de Estados Unidos y aliviar las restricciones de viajes a Cuba. ¿Está de acuerdo o en desacuerdo con esta nueva política?
Los demócratas e independientes apoyan fuertemente la nueva política – los demócratas están de acuerdo en un 77% frente a solo el 6% de los que no están de acuerdo, mientras que el 56% de los independientes están de acuerdo y un 29% en desacuerdo.
Las mayorías demócratas que apoyan la nueva política también incluyen personas de 18-29 años (60% a favor, frente a 16% en contra), los de 30 a 49 años (62% a 22%) y los de 50-64 años (55% a 29%), los liberales (74% a 4%) y los moderados (66% a 18%), los blancos (51% a 32%), los hispanos (70% a 21%), los afroamericanos (80% a 6%), los católicos (61% a 27 %), y los votantes que simpatizan con Wall Street (86% a 8%).
La oposición provino principalmente de los republicanos (32% está de acuerdo, 49% en desacuerdo), conservadores (35% a 46%), y los votantes de más de 65 años de edad (41% a 49%). Los cristianos evangélicos estaban divididos en partes iguales (37% -37%, e incluso los que simpatizan con el Tea Party estaban 42% a favor y 50% en contra.
Según Zobgy, parece que el cambio de política tiene el firme apoyo de los electores. Incluso el factor de intensidad de los seguidores registra que un 27% está fuertemente de acuerdo con el Presidente y sólo el 14% está fuertemente en desacuerdo.
Para ver la encuesta completa, acceda a Zobgy Analytics.
The New York Times: Obama prepara nuevas acciones para mejorar relación con Cuba
Prensa Latina / Cubadebate.- Nuevas medidas ejecutivas vinculadas a mejorar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos serán emitidas el próximo mes por el presidente estadounidense Barack Obama, indicaron funcionarios de la Casa Blanca citados este viernes por el diario The New York Times.
Según esas fuentes, las medidas tendrán como propósito aliviar la presión del bloqueo económico impuesto a la isla desde 1962.
Esos funcionarios del gobierno confirmaron anoche que el mandatario utilizará su poder ejecutivo para levantar las restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba, así como el mejoramiento del comercio y las actividades financieras, añade The New York Times.
Las acciones de Obama hacia Cuba serán solo el comienzo de lo que algunos miembros del equipo de la Casa Blanca y expertos en política exterior describen como un amplio conjunto de cambios, que el presidente puede hacer por su cuenta para restablecer los lazos comerciales y diplomáticos con La Habana.
El Times destaca además que el Departamento del Tesoro emitirá una serie de regulaciones para facilitar las exportaciones agrícolas y establecer relaciones bancarias.
También el Departamento de Comercio dará pasos para que empresas de Estados Unidos puedan exportar equipos de construcción y telecomunicaciones, entre otras inversiones.
The New York Times confirmó además que el Departamento de Estado comenzó una revisión que podría llevar a la eliminación de Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, despejando un obstáculo importante para que La Habana pueda acceder a servicios comerciales y bancarios en todo el mundo.
La secretaria de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta S. Jacobson, encabezará un equipo de funcionarios estadounidenses que visitarán La Habana casi al final de enero, para discutir el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, así como cuestiones vinculadas a los acuerdos migratorios de 1995.
Por su parte, funcionarios del Departamento del Tesoro y del Departamento de Comercio se están moviendo rápidamente para derribar los obstáculos reglamentarios que limitan la capacidad de los ciudadanos estadounidenses a viajar y realizar transacciones financieras en Cuba.
La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro desechará una medida que requiere que los estadounidenses elegibles para viajar a Cuba deban recibir un permiso especial del Gobierno que justifique las visitas familiares, programas profesionales, religiosos o culturales y proyectos humanitarios.
Otra de las medidas estará en manos del Departamento del Tesoro, que aumentó el monto de las remesas trimestrales que pueden ser enviadas a los cubanos, de 500 a dos mil dólares.
Muchas de estas medidas adoptadas por el presidente Barack Obama, constituyen un claro desafío a sus opositores en el Congreso estadounidense sobre el tema cubano.
Obama y el principio del fin del bloqueo a Cuba
Amy Goodman, con la colaboración de Denis Moynihan - Democracy Now!.- La política infructuosa de Estados Unidos contra Cuba, que ha clausurado por más de medio siglo las relaciones entre estos países vecinos e inflingido daño a varias generaciones del pueblo cubano, podría finalmente estar llegando a su fin. El miércoles por la mañana nos enteramos de que Alan Gross, un contratista del gobierno estadounidense condenado en Cuba por espionaje, había sido puesto en libertad después de cinco años de prisión. Otra persona, un cubano no identificado encarcelado en Cuba desde hace veinte años por espiar para Estados Unidos, también fue liberado. Este acontecimiento ha sido noticia a nivel mundial. No tan bien explicada en los medios estadounidenses fue la liberación de tres presos cubanos en Estados Unidos. Son los tres miembros de los Cinco de Cuba que seguían encarcelados. Los Cinco fueron detenidos a finales de 1990 bajo cargos de espionaje, pero no estaban espiando al gobierno de Estados Unidos. Estaban en Miami con el objetivo de infiltrarse en los grupos paramilitares cubano-estadounidenses instalados allí con la finalidad de lograr la destitución violenta del gobierno cubano.
Al mediodía del miércoles, el presidente Barack Obama dio oficialmente la noticia: esto no fue un simple intercambio de prisioneros. “El día de hoy, Estados Unidos de América está cambiando su relación con el pueblo de Cuba. Estamos produciendo los cambios más significativos de nuestra política hacia Cuba en más de cincuenta años. Vamos a dar por terminado el enfoque obsoleto que durante décadas no ha logrado promover nuestros intereses y, en su lugar, comenzaremos a normalizar las relaciones entre nuestros dos países. A través de estos cambios, tenemos la intención de crear más oportunidades para el pueblo estadounidense y para el pueblo cubano y comenzar un nuevo capítulo entre los países de las Américas. He instruido al Secretario [de Estado John] Kerry a que inicie de inmediato el diálogo con Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas que fueron interrumpidas en enero de 1961”.
Fue el presidente Dwight Eisenhower quien rompió relaciones con Cuba el 3 de enero de 1961, dos años después de que Fidel Castro tomara el poder. Más adelante, el presidente John F. Kennedy extendería el bloqueo. Pocos meses después de que Kennedy asumiera el cargo, la invasión de la CIA a la Bahía de Cochinos, con la intención de derrocar al gobierno de Fidel Castro, tuvo un resultado desastroso. Es universalmente considerado como uno de los mayores fiascos militares de la era moderna. Decenas de personas fueron asesinadas, y Cuba encarceló a más de 1.200 mercenarios de la CIA.
Cuba se convirtió en una zona caliente, sobre todo cuando la Unión Soviética intentó emplazar misiles nucleares de corto alcance en la isla, lo que precipitó la llamada crisis de los misiles en octubre de 1962. Este episodio es ampliamente considerado como lo más cerca que han estado estas dos potencias mundiales de embarcarse en una guerra nuclear. Estados Unidos intentó también asesinar a Castro. Mientras el Comité Church del Senado de Estados Unidos identificó ocho intentos de ello, Fabián Escalante, ex jefe de la contrainteligencia cubana, descubrió al menos 638 intentos de asesinato.
La revolución cubana tiene sus detractores, pero la transformación de la vida cotidiana allí no se puede negar. A lo largo de la década de 1950, durante el gobierno del dictador Fulgencio Batista, la mayoría de los cubanos padecieron pobreza extrema, con acceso escaso a la educación, a la salud y a puestos de trabajo bien remunerados. El régimen de Batista era brutal, con detenciones arbitrarias, tortura y ejecuciones. Batista se alió con la mafia estadounidense, beneficiándose personalmente de la corrupción generalizada, especialmente de los opulentos hoteles y casinos de La Habana. Actualmente, los cubanos disfrutan de la misma esperanza de vida que sus vecinos estadounidenses y tienen una menor tasa de mortalidad infantil. Cuba tiene una de las tasas de alfabetización más altas del mundo, superada solamente por Finlandia, Dinamarca, Nueva Zelanda y Australia, según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, que ubica a Estados Unidos en el lugar 21 del ranking mundial, dos niveles por encima de Kazajstán.
Cuba, a menudo azotada por huracanes, ha desarrollado uno de los mejores sistemas de respuesta médica a desastres naturales en el mundo. Recientemente ha desplegado 250 médicos en África Occidental para combatir el ébola. En el año 2005, el entonces presidente Fidel Castro ofreció enviar 1.500 médicos a Estados Unidos tras el huracán Katrina. El gobierno de George W. Bush nunca respondió.
El bloqueo ha sido durante mucho tiempo central para la política electoral estadounidense, ya que la comunidad cubana en Miami, buena parte de la cual es histórica y resueltamente anticastrista, se ha considerado crucial para ganar el estado de Florida en una elección presidencial. Miami también ha servido como refugio para los grupos terroristas anticastristas. Uno de los Cinco, René González, fue liberado en 2011 después de trece años de cárcel. Lo entrevisté en 2013, poco tiempo después de su regreso definitivo a La Habana. Me dijo: “Formó parte de la experiencia común de mi generación ver que gente proveniente de Miami asaltaba nuestras costas, disparaba a los hoteles, mataba gente aquí en Cuba y atentaba contra aviones cubanos”.
En 1976, un atentado terrorista hizo estallar un vuelo de Cubana de Aviación. El avión explotó en el aire y las 73 personas que iban a bordo murieron en el acto. En 1997, una serie de atentados con bomba en hoteles de La Habana provocaron la muerte de un turista italiano. El ex agente de la CIA Luis Posada Carriles reconoció su participación en los atentados a los hoteles, y existen pruebas que lo vinculan fuertemente con el atentado del avión. Los Cinco de Cuba fueron declarados culpables de investigar las actividades terroristas de estos hombres y de los grupos sin fines de lucro que les servían como fachada de apoyo, como la Fundación Nacional Cubano Americana y Hermanos al Rescate. Posada Carriles vive actualmente en Florida como un hombre libre.
La guerra fría ha terminado. El gobierno de Cuba es comunista, pero también lo son los gobiernos de China y Vietnam, con los cuales Estados Unidos mantiene fuertes lazos. Los once millones de ciudadanos de Cuba, así como todos los que vivimos aquí, en Estados Unidos, merecemos un vínculo fluido y abierto como vecinos, sobre la base de la igualdad y arraigado en la paz.
© 2014 Amy Goodman
Traducción al español del texto en inglés: Inés Coira. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org
Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.
****************************************************

Cubanos emigrados en EE.UU apoyan restablecimiento de relaciones

Escrito por  Cuba.cu
Una reciente encuesta demostró que el 58 por ciento de los emigrados cubanos residentes en Miami de 50 a 64 años apoya los planteamientos del presidente Barack Obama de restablecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

La pesquisa, realizada por la firma Bendixen & Amandi International y divulgada por varios medios de prensa en el sur de Florida, demostró que las nuevas acciones ejecutivas de Obama cuentan con un mayor apoyo entre las generaciones más jóvenes de cubanos emigrados, incluso de nacidos en Estados Unidos de padres procedentes de la isla.
Según la encuesta, 53 por ciento de jóvenes de 18 a 29 años dijeron estar de acuerdo con un acercamiento a su país de origen, mientras que el 47 por ciento de 30 a 49 años también apoyan las recientes medidas adoptadas por Obama.
La investigación demostró que la brecha no es solo generacional, sino también por fecha de llegada a Estados Unidos, reflejda en un 45 por ciento de apoyo al restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana de personas llegadas procedentes de Cuba después de 1980.
Una encuesta realizada por la Florida Internacional University a mediados de este año demostró que una amplia mayoría de emigrados cubanos y sus descendientes apoyaba un acercamiento entre ambas naciones.