Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

viernes, 2 de octubre de 2015

Fidel no está pero si está

Fidel no está pero si está


América Latina celebra cumpleaños de Fidel Castro
EL DUENDE (Max Lesnik) / RADIO-MIAMI – 
Todavía  hay  más  de  un   “castrólogo”  en Miami ,  esos   auto titulados  expertos  en asuntos  de Cuba  y en los supuestos misterios de la familia Castro Ruz, que afirman  a todo dar, que los cambios que  se vienen realizando en la  isla, bajo el mandato del Presidente Raúl,  entre ellos  el de la reanudación  de  las  relaciones  diplomáticas entre Washington  y La Habana,  se vienen produciendo a contrapelo  de la voluntad  de Fidel, quien- segun la  teoría- contempla aislado e  impotente desde su obligado  retiro del mando supremo, como su hermano menor  transita por  caminos herejes  a la doctrina revolucionaria  fidelista,   que para algunos de esos analistas  de café con  leche, constituyen en si una  evidente  contradicción, por  no decir una verdadera traición.
Nada más lejos  de la verdad eso de las diferencias profundas  entre  Raúl  y  Fidel.  Puesto que lo cierto es que todo lo que se viene haciendo en Cuba  bajo  el  mando de Raúl, tiene la aprobación de Fidel. Y cuanto  más  que  eso,  la  estrategia  a seguir en el  camino de los cambios   y hasta  los  pasos tácticos  que  se  han  dado,  en  buena medida, afirmo yo, son obra  de la unidad  de pensamiento entre ellos  dos, algo que  no es  nuevo en esa  relación de hermandad “castriana”- valga la palabrita- puesto que  desde  los  tempranos  tiempos universitarios, el asalto  al cuartel  Moncada  en 1953, el exilio mejicano de  ellos , el desembarco  del Granma, la  apertura  del  II  Frente  Oriental y  los  más  de  medio  siglo  de la Revolución  en  el  poder , todo  se  ha  hecho  en común concierto  entre Fidel  y Raúl.
Es evidente  que entre  los dos  hermanos Castro  hay  estilos  diferentes  de  gobernar  y   hasta  de  presentarse  en  público. Pero  la  esencia  no  cambia,  es  la  misma, como  es igual el pensamiento revolucionario y sus visiones  sobre  el  mundo, Cuba  y  América,  incluido  los  Estados  Unidos del  norte, tal  como descubriera   mucho  antes  José  Martí.
Que nadie  se llame  a engaño. Fidel  no está  pero  si está. No hay tal enigma. En la política  cubana de hoy  solo  son  ciegos los  que no quieren ver.